SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El sueño de poseer un techo propio se ha convertido en una pesadilla para decenas de personas que entregaron sus ahorros y quedaron endeudados. El gancho, un proyecto habitacional construido para militares.

El presunto estafador que, según dicen, cobraba en efectivo y sin entregar recibo, emprendió la huída y se marchó con el santo y la limosna.

Solamente en estos tres casos y sus allegados, el acusado se alzó con un millón 260 mil pesos. La cifra aumenta casi al millón y medio de pesos cuando se eleva el número de estafados a 22, ya que dicen les cobraba cantidades diferentes a todos.

Desde el pasado 13 de marzo, existe una orden de arresto en contra de Francisco Esteban Manzueta y dos mujeres solo identificadas como Amelia Herrera Nuñez y Yocasta Nuñez. El papel de estas era fingir que llamaban desde las instituciones involucradas para formalizar el proceso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here