SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La tosferina, es una enfermedad altamente contagiosa, provocada por una bacteria que afecta las vías respiratorias. Este padecimiento ha aumentado en el país, ocasionando la muerte de dos niños.

Se propaga con facilidad por el aire cuando una persona infectada habla, tose o estornuda. Se estima que el 83 por ciento de los casos de contagio en niños o recién nacidos, proviene de un adulto que convive en la misma casa con el infante.

Moqueo, congestión nasal, ojos enrojecidos, llorosos, fiebre y tos son los principales síntomas de este padecimiento. Suelen aparecer entre unos 7 a 10 días y son similares a los de un resfriado común.

El no seguir el esquema de vacunación es la razón principal por la que ocurre esta enfermedad.

Los bebés menores de un año que no están vacunados o que no recibieron todas las vacunas indicadas tienen mayor riesgo de complicaciones graves y  hasta muerte.

La vacuna para este padecimiento es la llamada DPT. Esta incluye la primera dosis a los dos, seis y 18 meses y antes de los cinco años.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here