Con mucha frecuencia en artículos anteriores, he hablado sobre el tabú que es la terapia en nuestro país. Cuántas personas no conocemos que sufren de depresión, angustia o que tienen una falta de dirección en sus vidas?

Yo en lo personal podría dar un testimonio propio de cómo dejarme ayudar marcó un antes y un después en mi vida. Empecé a conocer un sin número de personas que como yo, andaban por esta vida sabiendo que Dios les tenia un plan especial, pero no habían encontrado cual era el sentido o trazar un plan de cómo podrían lograrlo.

Empecé a buscar todo tipo de terapias, de soluciones reales a problemas con los que había cargado por años. Soluciones sanas, que no fueran parches temporales que proveían una felicidad efímera y ficticia. Ese proceso de sanación por supuesto que no ha terminado, pero en estos días leí que si uno trata de ser 1% mejor cada día, en tan solo un año ya se habrá convertido en una persona 365 veces mejor de lo que fue en el año anterior.

Este año, mis amigos de Maxlife darán la certificación para aquellos que quieren compartir sus experiencias y ayudar a otros a que tambien puedan lograr sus objetivos de grandeza, alcanzando la felicidad plena. Pueden escribir a maxlife@outlook.com

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here