WASHINGTON, Estados Unidos.- Tres ciudadanos haitianos demandaron hoy en una corte del estado de Massachusetts a Jean Taciturnos Viliena, el exalcalde de la ciudad de Les Irois (noroeste de Haití) que vive actualmente en Estados Unidos y está acusado de torturas y ejecuciones extrajudiciales, entre otros crímenes.

Los tres haitianos interpusieron su demanda ante la corte del distrito este de Massachusetts por la vía civil, es decir, con el fin de conseguir una compensación por los daños sufridos y no el enjuiciamiento de Viliena, que no puede responder en Estados Unidos por unos actos que cometió en Haití.

En su demanda, a la que accedió Efe, los tres hombres denuncian la “tortura brutal, muerte y persecución de los defensores de los medios de comunicación y de los derechos humanos” en la ciudad haitiana de Les Irois entre 2007 y 2009, parte del periodo en el que Viliena fue alcalde, cargo que ocupó desde 2006.

Cuando era alcalde, el acusado “personalmente” lideró un grupo armado dedicado a atacar a sus críticos en Les Irois y que contaba supuestamente con el apoyo de su partido, el Movimiento Democrático y Reformista Haitiano (MODEREH), integrado por los que fueran simpatizantes del expresidente Jean-Bértrand Aristide.

Los tres demandantes apoyaban al partido de la oposición y están identificados en la demanda como David Boniface, profesor y activista de derechos humanos; Nissage Martyr, que alquiló parte de su casa para la creación de una radio comunitaria, y Juders Ysemé, un joven que participaba en esa radio.

Según los demandantes, el conflicto comenzó en julio de 2007, cuando Boniface demandó en los tribunales al alcalde por la agresión que había sufrido una vecina.

Esa misma noche, acompañado por los hombres de su milicia, Viliena llegó a casa de Boniface y, al no encontrarlo allí porque había ido a la iglesia, se cebó contra su hermano menor, de 23 años, llamado Eclesiaste Boniface y contra quien disparó uno de los hombres.

“Mientras el cuerpo de Eclesiaste yacía en el suelo, uno de los asociados de Viliena le destrozó la cabeza con una gran roca”, describe la demanda.

Viliena no fue juzgado por ese homicidio en Haití y tampoco por la ofensiva que emprendió en abril de 2008 contra la radio comunitaria formada un mes antes en la vivienda de Martyr.

En concreto, una tarde de abril de 2008, Viliena irrumpió en la radio comunitaria acompañado por una treinta de hombres armados con pistolas, machetes, picos y martillos con el objetivo de agredir a los periodistas y clausurar el pequeño medio de comunicación, según detalla la demanda.

Los hombres golpearon a Martyr e Ysemé, les dispararon cuando trataron de escapar y, como resultado del ataque, a Martyr le tuvieron que amputar un pie, mientras que Ysemé quedó ciego.

Otro de los actos de represión que recoge la demanda es un incendio, provocado supuestamente por Viliena y sus hombres y que acabó con 36 viviendas en Les Irois, entre las que se incluyen las casas de los demandantes.

“Todo lo que queremos es justicia. Queremos que nuestra comunidad pueda sentirse segura nuevamente. Queremos ser capaces de hablar libremente, sin temor a que los hombre del alcalde disparen contra nuestros familiares o quemen nuestros hogares”, dijo Martyr en un comunicado del Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA).

Esta organización, con sede en San Francisco (California), ha ayudado a los demandantes a interponer la demanda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here