AUSTRALIA.- El desarrollo de un nuevo sistema para detectar químicos en cantidades minúsculas puede convertirse en una herramienta portátil y barata que contribuya en la lucha contra las drogas, informaron hoy fuentes académicas.

“Nuestro invento puede detectar y reconocer drogas en cantidades pequeñas extremas que se liberan cuando el cuerpo metaboliza la droga”, dijo Dragomir Neshev, de la Universidad Nacional Australiana (ANU) y coautor del estudio publicado en la revista Science.

También “brinda una nueva tecnología para que la Policía realice pruebas móviles a los conductores o sospechosos de tráfico de drogas de una forma simple y no agresiva”, añadió el experto en un comunicado de la ANU, que participó en el trabajo liderado por la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza).

El aparato mide las señales infrarrojas de las moléculas orgánicas y las traduce en códigos de barras, que pueden ser utilizadas para identificar químicos o drogas específicas.

Los científicos esperan que este espectroscopio infrarrojo reemplace a corto plazo las máquinas caras y voluminosas que se usan actualmente.

La nueva herramienta también podría ser utilizada en diagnósticos médicos y para optimizar la eficiencia y los beneficios de los medicamentos que se recetan a los pacientes en tratamientos terapéuticos costosos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here