WASHINGTON.- El departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó de corrupción al senador Félix Bautista por actividades realizadas luego de terremoto del 2010 en Haití. También congeló sus cuentas y canceló su visado junto al de la familia completa.

Además recomendó a los norteamericanos a no hacer negocios con ninguna de las cinco empresas del legislador peledeísta por San Juan.

Se trata de segundo dominicano sancionado por Estados Unidos. El primero fue el empresario Ángel Rondón a quien hace poco lo acusaron formalmente de corrupción.

A través de la Oficina del Control de Activos Estados Unidos estableció que el senador dominicano usó su posición para incurrir en corrupción incluyendo lucro con esfuerzos humanitarios relacionados a la reconstrucción de Haití.

Según la acusación Bautista “usó sus conexiones para obtener contratos de obras públicas para ayudar a la reconstrucción de Haití luego de varios desastres naturales, incluido un caso en el que a su compañía le pagaron 10 millones por un trabajo que no había completado”

Debido a las imputaciones, Estados Unidos le quitó la visa al senador y a toda su familia, le congeló sus cuentas y recomendó a las empresas naturales o jurídicas no hacer negocios con las empresas del congresista.

Las sanciones contra Bautista fueron aplicadas bajo la ley Magnitsky adoptada por el Congreso en año 2012. Esa legislación lleva el nombre de un abogado ruso que murió en prisión tras denunciar un fraude fiscal que involucraba a funcionarios de su país.

La entidad ha sancionado alrededor de 33 personas de unos 10 países relacionadas con actos de corrupción, violación a los derechos humanos, trata de personas y otros tipos penales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here