SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tras permanecer más de 33 horas en cautiverio, sometido a torturas y vejámenes que incluyeron la grabación y posterior colocación en las redes sociales de un video donde aparece desnudo y confesando un crimen que asegura no cometió, un hombre busca restablecer su honor y lograr una sanción para los verdugos que quisieron castigarle al margen de la ley, tomando la justicia por sus manos.

Los abogados de Plácido Martínez interpusieron una querella en contra de Delcia Holguín de Duarte, Cristino Monegro, el hombre conocido como Santo y otro individuo aún no identificado.

La fiscal que dirige las investigaciones no quiso ofrecer declaraciones, sólo se limitó a decir que es un caso que se encuentra en proceso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here