SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente Donald Trump negó este viernes que haya ofendido a El Salvador, Haití y países africanos. Previo a esta aclaración, el gobierno haitiano reaccionó indignado.  Haitianos residentes en el país también reaccionaron.

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró hoy haber utilizado “un lenguaje duro” en su conversación con senadores sobre la ley migratoria, pero rechazó haberse referido a El Salvador, Haití y a países africanos de forma ofensiva.

En su cuenta de Twitter, el mandatario escribió “El lenguaje utilizado por mí en la reunión de DACA fue duro, pero ese no fue el lenguaje empleado. Lo que fue realmente duro fue la extravagante propuesta hecha, un gran paso atrás para DACA”.

El Gobierno de Haití se declaró hoy “profundamente indignado y conmocionado”. A pesar de que en este tuit, el mandatario estadounidense trató de distanciarse de sus palabras, haitianos residentes en el país, lamentaron que un presidente se refiera en esos términos a otro país.

Según reportó un diario internacional, este jueves, Trump, sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones.

Las declaraciones que supuestamente había hecho Trump provocaron una ola de indignación y acusaciones de racismo al mandatario por parte de diversos sectores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here