En la ciudad de Xiamen (China), una mujer con su hijo en brazos estuvieron a punto de morir ahogados tras ser arrastrados por las inundaciones que azotan la región en los últimos días. Sin embargo, gracias a la rápida reacción de varios testigos, se logró evitar una tragedia.

La mujer intenta mantenerse de pie en medio del torrencial aguacero, mientras abraza a su hijo y sostiene un paraguas. No obstante, la corriente es tan fuerte que la madre resbala y se ve obligada a soltar la sombrilla para proteger a la criatura.

En ese instante, un taxista se percató de lo sucedido y corrió entre las aguas hacia ambos. De inmediato, un segundo espectador se une al rescate y finalmente consiguen sujetar a las víctimas. De acuerdo con medios locales, nadie resultó herido y ambos héroes fueron elogiados.

Un video captó el momento de la hazaña.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here