SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Juez de Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia,   notificó a los siete imputados sobre acusación del caso Odebrecht; mientras el movimiento Marcha Verde continúa apostado en los alrededores de la Procuraduría luego de que el Procurador presentara acusación contra seis de los 14 imputados. 

Especialistas y activistas medioambientales integrados a Marcha Verde denunciaron este lunes desde el Campamento Verde de resistencia que la corrupción y la impunidad constituyen la principal amenaza para los recursos naturales de República Dominicana. 

Al asumir por un día la gestión del Campamento Verde instalado frente a la Suprema Corte de Justicia, los activistas explicaron que ni el alto nivel de riesgo ante los efectos del cambio climático; ni la pobreza que afecta a las grandes mayorías; ni el al afán de lucro de ciertos grupos coordinados para atacar la base de recursos naturales alcanzan el nivel de destrucción que provocan las prácticas corruptas concebidas para depredar los ríos, los bosques y las montañas del país. 

Según el documento emitido por el colectivo, la corrupción permitió la aprobación del contrato-estafa de Barrick Gold que en materia ambiental constituye un engaño que transfiere las responsabilidades económicas al Estado dominicano, compromete las aguas de la presa de Hatillo e invierte las funciones de seguimiento y supervisión ambientales.

La corrupción, según los medioambientalistas,  ha permitido que los responsables del seguimiento a las grandes mineras ignoren los pasivos ambientales acumulados y evadan además sus obligaciones fiscales.

“La corrupción es responsable de la extracción masiva de arena de ríos y playas en franca violación de las leyes, de la ocupación de los 60 metros en las costas, del vertido de contaminantes en ríos y acuíferos, de la destrucción de manglares, de la comercialización de especies en peligro de extinción, del negocio de la explotación del bosque nativo, del desorden urbano, del manejo inadecuado de los vertederos, de la construcción en zonas inundables y de un interminable rosario de delitos”, afirman. Para los participantes de la Marcha Verde la corrupción ha hecho imposible la aprobación y puesta en funcionamiento de una Ley de Ordenamiento Territorial, además de que “ha convertido al Ministerio de Medio Ambiente en un simple comodín político sin recursos y sin métodos de trabajo adecuados”.

“Los esfuerzos que hace el Ministerio Público para garantizar la impunidad en el caso Odebrecht no hace más que incentivar a los delincuentes que depredan y se roban los recursos naturales del pueblo dominicano y ponen en riesgo la sostenibilidad de la vida en esta media isla.  Por eso ningún ciudadano o ciudadana interesado en construir un mejor presente y un mejor futuro para este país puede quedarse al margen ni tolerar la burla de expediente presentada por el Procurador”, se indica en  el comunicado. 

Los activistas y especialistas en medio ambiente invitaron a toda la ciudadanía a participar del concierto Voces por la Dignidad, a celebrarse el domingo 17 de junio, a las 5:00 p.m., frente a la Suprema Corte de Justica, en reclamo del fin de la impunidad y la justicia independiente. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here