SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Estadísticas de un plan piloto en tres provincias del Sur dan cuenta que se ha logrado la captura de unos 110 sospechosos con órdenes de arresto pendientes, después de poner en funcionamiento una moderna plataforma tecnológica.

Se trata de un sistema biométrico, que registra, mediante el uso de formularios estructurados de forma electrónica, denuncias, todo tipo de reportes policiales, informes de inteligencia e investigaciones, y sometimientos ante el Ministerio Público entre otros, que se pueden verificar desde el lugar de los hechos, con una solo huella.

El costo de un documentador, es de aproximadamente 90 mil pesos. Actualmente hay cuatro en el país, en Ocoa, Baní, San Cristóbal y Haina. El objetivo dice el General Brown, aparte de tener una base de datos extensa que ayude a la identificación de sospechosos, es también que las patrullas tengan la información adecuada para combatir la delincuencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here