SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tres años después de haberse obtenido una condena por un caso que situó en el ojo público a una pequeña comunidad de la zona norte del país llamada Juncalito, las víctimas de violación del ex sacerdote Alberto Wokcietch Gil aún esperan el pago de las indemnizaciones económicas que les fueron prometidas.

Al mismo tiempo manifiestan haber sido abandonados por la justicia dominicana.

¿Qué dicen las autoridades? ¿Y qué ha pasado con el proceso?

De los 7 años de condena, Gil ha cumplido tres. Con respecto a la indemnización a las víctimas, dependerá de que el gobierno polaco se lo exija y de su capacidad de pago.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here